Categories
Poemas

Sigamos Caminando…

No te quedes aislado de mi pero tampoco te acerques con esa debilidad en tus manos, estancado porque ya no puedes hablar más.

Llévate mis pensamientos con los tuyos, pero no me digas que piensas igual a mí.

Cuando te aferras a tu mundo es imposible que quieras vivir otra día en un lugar que desconoce tu mente.

Es normal que todo lo bueno tenga que pasar, lo malo te hará sufrir y pronto se ira.

No confundas el camino de tu espíritu, tus pies son el arma más poderosa que te dejaran hacer este recorrido.

No mires atrás, pero tampoco te preocupes en mirar hacia adelante a algo que no sabes a donde ira a parar.

Tu recuerdo hábita las sombras más profundas de mi ser

Y mientras, sigo mi camino tratando de buscarle sentido a la palabra que nunca existió.

Tú quédate conmigo pero ten cuenta que tú no eres quien me hará olvidar aquellas recuerdos turbios que me acompañan.

Sigamos caminando juntos hasta desperdiciar nuestros pensamientos en aquel mar de profundas tristezas.

Donde las lagrimas no tienen valor y la raíz de todo esto es el alimento de nuestra mente y la perseverancia de nuestras esperanzas… 

Sigamos caminando…

Leave a Reply

Your email address will not be published.